Repartición De Bienes

REPARTICIÓN DE BIENES POR DIVORCIO/ LIQUIDACION DE LOS BIENES POR DISOLUCION DE LA SOCIEDAD CONYUGAL

REGIMEN DE SOCIEDAD CONYUGAL

Este régimen de bienes era el más usado por los consortes; es decir, los cónyuges al momento de casarse pactaban estar casados bajo el régimen de sociedad conyugal. En este régimen por lo regular era el marido el administrador de todos los bienes de la sociedad, por lo que se limitaba la autonomía de la mujer de la libre disposición de sus bienes.

En la sociedad conyugal tienen derecho los cónyuges al 50% de los bienes que haya adquirido la sociedad durante la vigencia del matrimonio.

Se distinguen 3 tipos de bienes al interior de la sociedad conyugal: los bienes sociales, los bienes propios y el patrimonio reservado.

Los bienes sociales: son aquéllos bienes adquiridos durante el matrimonio a título oneroso (mediante el pago de cantidad liquida). En esta clase de bienes ambos cónyuges son dueños en un 50% cada uno. Se requiere de la autorización de los dos para la venta, promesa de venta o hipoteca de los bienes raíces, en caso contrario se puede demandar la indemnización de los daños y perjuicios ocasionados.

Los bienes propios: son aquéllos adquiridos antes del matrimonio a título gratuito (por herencia o donación) u oneroso, y/o los adquiridos durante el matrimonio a título gratuito. El/la cónyuge es dueño/a en un 100% de los bienes que están a su nombre. El marido administra los bienes propios de él y la mujer los suyos. Esto implica que se puede disponer libremente de alguna herencia o donación que se haya recibido o de algún bien que tenía antes del matrimonio, es decir no se requiere de la autorización del otro cónyuge. En el caso de los bienes adquiridos antes del matrimonio, los cónyuges antes de casarse pueden celebrar acuerdos previos al matrimonio en el Registro Civil (capitulaciones matrimoniales), por los cuales quedan excluidos de la sociedad ciertos bienes.

Patrimonio reservado: Está compuesto por la remuneración de los cónyuges y todo lo que adquieran con su remuneración. Para tener derecho a él, es necesario que se esté casado bajo este régimen, trabaje remuneradamente y en forma independiente (separada).

Para poder disolver y después liquidar la sociedad conyugal será necesario acudir ante el Juez competente, para que éste, después de los procedimientos respectivos y bajo la legalidad necesaria ponga a su nombre los bienes que le correspondan, y sea con esto, el propietario y así pueda disponer de dichos bienes a su libre consideración.

CONTACTENOS. CEJI ABOGADOS cuidara sus bienes y derechos, lo apoyaran y le asesoren de una manera honesta y profesional, evitando o resolviendo la situación jurídica por la por la que atraviesa.

EN CEJI ABOGADOS NOS PREOCUPAMOS POR SU PATRIMONIO

Reparticion de Bienes | Reparticion de Bienes en el Divorcio | Bienes Mancomunados y Bienes Separados